Ibergass Technologies

aplicacion industrial nitrogeno

Mantenimiento de un generador de nitrógeno industrial

El nitrógeno es fundamental para la vida. Tanto los animales como las plantas lo utilizan para elaborar las proteínas que necesitan. Ahora bien, dadas sus múltiples propiedades, se ha convertido en el elemento perfecto que necesitan determinados procesos industriales

El nitrógeno es un gas inerte, cuyas reacciones con otras sustancias son clave para evitar la oxidación lenta o rápida, causantes de provocar corrosión, incendios o explosiones. Además, al ser incoloro e inodoro, es el medio idóneo para determinados sectores como sucede en la industria de la alimentación.  

El resultado es la constante demanda de nitrógeno, empleada por multitud de industrias, como la química, la electrónica o la industria de la automoción. 

Suministro ilimitado de nitrógeno 

Las empresas pueden obtener nitrógeno de tres formas diferentes. Es posible alquilar un depósito de nitrógeno in situ, comprar botellas de alta presión o generar su propio nitrógeno para atender su demanda regular. 

Muchas compañías no quieren depender de un proveedor externo y prefieren evitar los problemas que conlleva la adquisición de cilindros de gas. Por esa razón optan por esta última alternativa, la cual les llevará a controlar la pureza, cantidad y presión necesarias para una determinada aplicación.  

Al producir gas de forma ininterrumpida, los generadores de nitrógeno industrial garantizarán un suministro ilimitado. Ahora bien, las empresas pueden escoger entre generadores de membrana o generadores PSA (adsorción por cambio de presión) dependiendo del grado de pureza que precisen. La segunda opción se convierte en imprescindible cuando se necesita una pureza muy elevada del 99,999%, de 10 partes por millón, o incluso más, como es el caso de la industria alimentaria.  

Cómo mantener un generador de nitrógeno PSA en perfecto estado

Los generadores de nitrógeno de Ibergass utilizan la tecnología PSA con tamices de carbón molecular para separar con efectividad el nitrógeno del resto de elementos del aire. El nitrógeno resultante se genera a baja presión y a temperatura ambiente para evitar los riesgos asociados a altas presiones. 

El coste de generación del nitrógeno es mínimo, por lo que el coste generado es menor que los asociados a la compra de cilindros o depósitos de nitrógeno líquido. También se eliminan los gastos relativos al transporte y al alquiler, así como los derivados por la pérdida de gas por bajas presiones o temperatura en los cilindros. 

Dado su elevado grado de automatización, no precisan ningún tipo de asistencia o intervención. El personal no tendrá que comprobar el equipo ni contar con conocimientos técnicos específicos. 

Estos generadores han sido diseñados para proporcionar un funcionamiento continuo sin necesidad de que los operarios tengan que intervenir. De hecho, los equipos arrancan solos en función de la cantidad de nitrógeno demandada. 

Finalidad de un generador de nitrógeno 

Su objetivo principal es satisfacer las necesidades de gas de una empresa y han sido concebidos para optimizar el consumo eléctrico, lo que conlleva un ahorro constante en el tiempo.  

Si hablamos del mantenimiento, lo único que hay que hacer para garantizar su rendimiento diario es sustituir los filtros de aire comprimido cada seis meses. Sin embargo, hablamos de elementos estándar, cuyo coste de reemplazo es muy bajo. En cuanto a la sustitución de las válvulas fijadas al compresor, suelen llevarse a cabo cada cinco años. 

Nuestros generadores de nitrógeno acaban con la dependencia que existe frente a los suministradores externos para actuar con total libertad. La amortización suele ser muy rápida, de 10 a 12 meses, y los equipos son tremendamente fiables. 

La razón por la que precisan un mantenimiento tan sencillo es porque disponen de pocos componentes consumibles. Además, en las instalaciones donde se han implantado varios generadores es posible aislar cada equipo para efectuar las pertinentes tareas de mantenimiento sin que se vea interrumpida la producción. Esto nos permitirá minimizar el tiempo de inactividad y evitar el coste asociada a ella.  

 

Si necesitas más información, contacta con nosotros y uno de nuestros expertos resolverá tus dudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *